HostelsClubBlog-es.com

Comer y sentir en París.

Photo by boliston, http://www.flickr.com/photos/boliston/3927163944/

Photo by Boliston

¡París lo tiene todo! El mejor y más visitado museo del mundo, la mejor pintura, incluso uno de los iconos más reproducidos y reconocibles del mundo, la torre Eiffel gigantesca torre de hierro a la que usted se puede subir y contemplar la ciudad desde las alturas. Hay lugares dentro de la propia ciudad de París en los que aún se pueden encontrar viñedos, o andar pocos metros y encontrar una de las mejores arquitecturas contemporáneas del mundo, y por si fuera poco, cada verano las orillas del río se convierten en playas, haciendo que los parisinos disfruten en su propia ciudad de un refrescante baño, sin necesidad de hacer el equipaje.

Si usted quiere vislumbrar como era el París antes de que la ciudad comenzara a extenderse, camine  por las calles adoquinadas de Montmartre hasta el Sacre Coeur (o la basílica del Sagrado Corazón)

Por el camino encontrará uno de los últimos viñedos de París, pero no intente comprar una de las botellas de vino de este lugar, a no ser que usted sea un verdadero amante de este caldo, ya que la producción se reduce a poquísimos litros y los precios pueden llegar a ser astronómicos. Si lo que quieren es comer cerca de Montmartre diríjanse al puesto de tortitas más cercano, ¡guíese por el olor, seguro que no tarda en encontrar alguno!

Desayunar en París es realmente fácil ya que esta ciudad, está salpicada por todas partes de panaderías artesanales. La ciudad se enorgullece de que más del 90 % del pan consumido en París es horneado en estas panaderías día a día. En ellas podrás encontrar también, una gran variedad de riquísimos  pasteles y baguettes así como algunos de los mejores panes del mundo.

No se preocupe por buscar lugares baratos para comer, la ley francesa, obliga a los restaurantes a proporcionar un menú de almuerzo económico. Este menú rondara los 15 euros. Pero tenga cuidado, pues siempre estarán buscando la forma de cobrarnos más por el menú, mucho cuidado con los suplementos sobre el marisco y el agua embotellada.

La mayor parte de las zonas de París tienen sus propias especialidades. El Marias (antiguo barrio judío) encontrara numerosos establecimientos de falafel, mientras que 13º Arrodissment está lleno de restaurantes chinos y camboyanos. El barrio latino en las cercanías de Montmartre, es conocido por la gran cantidad de puestos de creps. Un consejo, independientemente de por donde usted se mueva evite cualquier restaurante con una carta de menús en múltiples lenguajes, casi todos son excesivamente caros y sirven alimentos de baja calidad a los turistas.

Otra de las cosas que usted debe de intentar probar en París es el Croque Monsieur, un jamón asado a la  parrilla y queso, si a esto le añadimos un huevo, obtenemos una Madame Croque. Escargot o caracoles también son típicos y si los prueba, descubrirá un sabor que jamás esperaría de este simpático animal. Para los amantes de los moluscos y del marisco, prueben los mejillones sobre una riquísima salsa, a base de nata y vino blanco. Si usted es vegetariano, no se disguste, pues puede tomar una sopa cebolla que no le dejara indiferente. Otros de los platos estrella de París es el pato, Confit de canard o coq au vin es un ejemplo de los platos que han consagrado a la cocina francesa como una de las más importantes y ricas del mundo.


abril 26, 2011

See more posts in: Viajes

Etiquetas: ,